El ente un caso real documentado de la vida real de Doris Bither

Imagen de previsualización de YouTube

En 1981, se estrenó la película ¨El Ente¨, el cine nos dio a conocer una increíble historia terrorífica, sobre una mujer llamada  Carla Morán,  la actriz (Barbara Hershey) personificó a esta mujer de 30 años, madre soltera con cuatro hijos a su cargo,  quien era víctima constante de ataques sexuales, lo extraño era que sus agresiones  eran realizadas por entidades paranormales.

Imagen de previsualización de YouTube

Lo más sorprendente de esta historia, es que la realidad superó a la ficción, ya que la verdadera mujer que padeció estos ataques fue Doris Bither, quien empezó a tener estas agresiones en su casa de California, donde vivía con sus cuatro hijos, su niña de seis años, y sus  tres hijos de 10-13-16 años de edad, siendo cada uno de diferentes padres.

Las primeras agresiones comenzaron en mayo de 1974, fue el comienzo de su terrible pesadilla, donde experimentaba a ser forzada y tener relaciones sexuales con una entidad invisible, pero ella podía describir y ser cociente como ésta entidad, la tocaba, forzándola, empujándola contra su cama, acto seguido la agredía física y sexualmente.

Confundida y temerosa Doris, busca ayuda psiquiátrica, que luego de los estudios, indican que no hay ningún trastorno en su personalidad.

Desesperada, buscó otro tipo de ayuda y se puso en contacto con investigadores de la Universidad  de California (UCLA) siendo Kerry Gaynor y Barry Taff, los que trataron de investigar el caso, junto con el psiquiatra Howard Lond.

En algunos momentos el equipo no pudo reportar o grabar todas las actividades paranormales que se suscitaban en en aquella casa, muchas personas fueron testigos y afirmaron ver las luces en forma de relámpagos, actividad poltergeist,  luces flotando, sombras oscuras, entre  otros fenómenos extraños.

Los ataques continuaban, Taff y Gaynor siguieron el caso haciendo vigilias en su casa, tomando fotos y siendo testigos de actividades extrañas. Esto podía tener alguna relación con algún ser de leyendas medievales, algún ser o demonio que tenían la costumbre de violar a las doncellas, historias que se asemejan en la forma de actuar de los íncubos y súbcubos.

En una de las visitas, el doctor invitó a 30 estudiantes de parapsicología en casa de Doris, esta vez tuvo contacto con las luces flotantes, preguntándoles  que si parpadeaban una vez la respuesta  era SI y Dos para No, la respuesta fue inmediata, ésto emocionó mucho al DR. Taff y los presentes.

Las noches siguientes las esferas de luz siguieron importunando a Doris, quien en un momento de cólera se puso a insultarlas y maldecirlas, luego las luces se comenzaron a juntar tomo una forma verdosa, tomando forma del torso de un hombre, el cual era visible para todos los presentes, parecía la silueta de un hombre muy grande y musculoso que no tenía rostro, pero se podía ver que era un ente masculino, en esa oportunidad hubieron dos investigadores que se desmayaron al ver semejante espectro.

En la última visita Doris estaba en un estado de ebriedad,  octubre de 1974,  luego de tres meses del período de investigación, era normal su comportamiento ya que se sentía defraudada, y se muestra indiferente y hostíl.

Doris desapareció y ya no quiso ser parte de más estudios, Taff preocupado la localizó, el hecho era que este fenómeno se trasladaba con ella a los diferentes lugares donde ella podía mudarse, es por esto que Dr. Taff sugiere que es un fenómeno producto del su torturado inconsciente y no de su medio ambiente.

Se mudó de casa a Culver City al parecer, los ataques se detuvieron al tomar este rumbo, pero luego todo dio un giro extraño, Doris volvió a tener los ataques, esta vez creía que estaba embarazada, pero al parecer se trataría de un embarazo histérico causado solo por su mente ya que no existía el feto.

El Dr. Taff dice haber sido testigo presencial de los hechos, pero como todo investigador no pudo determinar la causal verdadera de esos ataques, científicamente existen trastornos en el que la mente puede crear un estado de energía que puede materializarse, crear telequinesis negativa o trastornos psíquicos relacionados con el sueño.

Lo que Barry Taff desconocía en ese momento, era que existían reportes similares de personas con las mismas características de este caso desde siglos pasados. El dejar abierta la posibilidad de que la causa fueron íncubos o súbcubos en pleno siglo XX era algo de increíble, pero tomemos en cuenta que la casa en la que vivían era muy antigua y  el hijo mayor solía escuchar algunas canciones con referencias diabólicas que  alteraba las luces  cuando se encontraban haciendo los estudios, así que esta teoría aún no ha sido desmentida, siempre existe una posibilidad de que Doris haya sido una víctima más de lo que la ciencia aún no se explica.

En una entrevista con George Noory el Dr Taff verificó que Doris Bither había muerto el 25 de julio de 2006, victima de un mieloma múltiple poniendo fin a sus investigaciones.


Te gustó este artículo? compártelo con tus amigos!:

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu propia web.

2 Respuestas para “El ente un caso real documentado de la vida real de Doris Bither”

  1. [...] 1 – 2 – 3 – 4 – 5 – 6 – [...]


Dejar un comentario

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!